Arquitectura

 

La Iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro está construida bajo los parámetros del estilo neo-gótico. En ella la luz es el símbolo fundamental del espacio cristiano, confluye en su interior la conjugación perfecta entre la luz y los elementos materiales. Como elemento espiritual, la luz transforma la materia iluminando las cosas, dándoles un nuevo sentido. La nobleza de su altura está determinada por la gran cantidad de luz que habita en su interior, es una construcción diáfana que no está impedida visualmente ni por los muros, ni por sus columnas. Su apariencia externa rompe con las tradicionales construcciones romanas, que eran fortalezas de anchos muros, pesadas externamente y de baja altura, contrarrestada con los altos picos góticos que nos hablan de la majestuosidad de quien habitan en su interior.

Fotogalería: Arquitectura Gótica